Comprender las sociedades del Magreb

Al menos 257 personas, incluyendo a una treintena de refugiados saharauis, han muerto este miércoles al estrellarse un avión de las Fuerzas Aéreas en una zona agrícola próxima a Argel en lo que es el peor accidente de aviación de la historia de Argelia.

La tragedia se produjo poco después del amanecer cuando un aparato de fabricación rusa se precipitó al suelo apenas un minuto después de despegar de la base militar de Bufarik y tras volar de forma errática a baja altura describiendo una elipse, según se pudo observar en un vídeo difundido por una televisión local.

El avión, en el que viajaban 247 pasajeros y 10 tripulantes, la mayoría de ellos oficiales y soldados del Ejército argelino con sus familias, cayó de costado y explotó al colisionar con el terreno, causando una enorme bola de fuego y humo.

El avión militar, un Iliushin de fabricación rusa, tenía previsto hacer escala técnica en la ciudad meridional de Bechar. Desde allí debía llegar antes del mediodía a Tinduf, una área de importante actividad militar al ser fronteriza con Marruecos y albergar desde hace 40 años a la población saharaui expulsada tras la ocupación marroquí de la antigua colonia española del Sahara Occidental.

Fuentes oficiales en los campos de refugiados saharauis en Tinduf revelaron que 30 de los fallecidos son civiles saharauis que habían viajado a Argel para diferentes tipos de trámites burocráticos y médicos. Eran estudiantes, pacientes que habían acudido a hospitales de Argel y dos diplomáticos, según informaron fuentes del Frente Polisario. Es común que la comunidad saharaui tome esta ruta porque los vuelos de dos horas y media desde Argel a Tinduf son gratuitos para ellos.

En el aeropuerto de esa ciudad asomada al desierto, las escenas eran esta mañana de dolor y desesperación, en particular de los familiares y amigos de las víctimas saharauis que habían viajado decenas de kilómetros para recibirlos.

Una sensación de impotencia y abandono que, según dijeron varios de los afectados a Efe, se suma a la tragedia de una vida en el exilio “que cada vez es más dura”.

Escenas de drama similares se vivieron en los alrededores de la base área, adonde varias de las familias se acercaron para tratar de conocer el destino de unos seres queridos a los que habían despedido hace pocas horas.

Para seguir leyendo: http://www.lavanguardia.com/internacional/20180411/442453334668/avicon-militar-100-pasajeros-estrella-aeropuerto-argel.html

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.